Software fallido en Monte-Carlo

Calm Competició en Monte-Carlo con Pepe López
19 de December de 2016
Gran victoria de Alex Villanueva y Calm Competició en Navarra
11 de April de 2017

Software fallido en Monte-Carlo

Aunque no pudo terminarse el Rallye Monte-Carlo, la actuación del equipo Calm Competició y de sus pilotos en esta carrera, Pepe López-Borja Rozada, fue bueno aún teniendo en cuenta que para definir este hecho hay que consultar los tiempos parciales de los tres tramos que pudieron hacer, todos con problemas que no permitieron finalizarlos en condiciones.

En todo caso, el balance de Josep Calm es positivo dentro del revés que supone romper por una avería ajena: “Lo más destacable es que estuvimos siempre en el grupo perseguidor de los coches oficiales de WRC2. Pepe y Borja siempre estaban en los tiempos de Abbring, por citar un piloto, y mi visión es que Pepe es muy bueno, la verdad; debe adquirir más experiencia, esto está claro, pero su calidad como piloto está fuera de toda duda y el tiempo lo demostrará. Sufrió algún pinchazo pero lo que arruinó su carrera fueron los problemas en el software que PSA nos aplicó en el motor, creando una situación que a la postre eliminaría a todos los 208 T16 y DS3 en carrera; con eso queda todo dicho”.

Calm Competició se presentó al Monte-Carlo con un motor completamente nuevo y con un test previo de casi 350 km en los que todo funcionó de maravilla. Fue en el propio parque de Gap que los ingenieros de Peugeot Sport aplicaron a todos los 208 T16 y DS3 R5 versión 2017 participantes una nueva cartografía de motor que fue una mala decisión.

Uno a uno los Peugeot o Citroën R5 fueron rompiendo sus motores (entre ellos Giordano, Bonato y Tempestini), siendo la última unidad en caer la de Calm conducida por Pepe López (en la segunda especial del segundo día), lo que ponía en evidencia un problema electrónico de envergadura debido al cual la presión del motor vaciaba el circuito de refrigeración, con la consecuente afectación a la mecánica.

La retirada obligada del 208 se produjo en un momento en el que Pepe aún no había concretado un tiempo en consonancia con sus parciales, al ser víctima también de algún pinchazo. Tras la resolución de este problema en el que Peugeot deberá llevar la voz cantante, queda por concretar la campaña 2017 de Calm Competició con su 208 R5.

 

Fotografía: Javi Martinez